"La familia creció y cambió... ¿y la casa como quedo?

Publicado en por TecnoGrup Arquitectura



"La familia creció y cambió... ¿y la casa como quedo?

La vida es como una "pelicula" que pasa. Por tal motivo, una casa no es un objeto estático. Al existir estos nuevos cambios a través del tiempo, la familia necesita más lugar, resultando incómoda, reducida y hasta oscura. Es que en el transcurso del tiempo "sufrió modificaciones" por sus propietarios de una forma arbitraria.Sin embargo, estas modificaciones, no se hacen con el asesoramiento de un profesional. Si la información hubiera estado alli, muchas de éstas modificaciones se hubieran prevenido con un estudio de dignóstico casa-familia, con el obejtivo de encontrar junto a la familia alternativas ingeniosas, económicas y bellas, con el propósito de lograr el espacio que se necesita sin construir un ambiente nuevo. Pero la realidad es todo lo contrario

Estas son algunas creencias que suelen conducir a una obra prolongada, costosa y de malos resultados. La gente usualmente se expresa con frases como estas:

1) Aqui la cosa es meter mano, después vamos viendo...
2) El planito es lo de menos. Yo ya sé lo que quiero.
3) Los arquitectos están para cosas grandes.
4) Apenas nos alcanza para los materiales y los obreros ¿y todavía le vamos a pagar a un arquitecto?, ¿para qué?. Con un buen albañil nos alcanza.

En realidad está última opinión –muy difundida por otra parte- contiene una buena parte de verdad, porque son pocos los arquitectos que se dedican a los problemas que deben enfrentar las familia, familias concretas que habitan casas reales, por lo general reformadas por dueños anteriores, que es el caso mas habitual. “Para menos de tres pisos es suficiente con un constructor”, piensa la gente y es efectivamente así, al menos desde el punto de vista legal.

Algo importante para tener en cuenta: no construya en el jardín o en el patio. Aunque parezca imposible, en muchos casos una vivienda puede crecer sin crecer ni achicar ambientes. Se puede redistribuir lo que existe.




Esto es particularmente cierto cuando las casas están muy equivocadas. No crea que correr el baño y la cocina es caro (en realidad las paredes no se corren, por mas que las empujen). Es necesario darle mucha importancia al pensamiento previo a la obra. Pensar bien economiza tiempo, dinero y materiales.

El arquitecto de familia esta capacitado para escuchar a cada uno de los miembros de la familia (incluyendo a niños de mas de 8 años) y pasar respetuosamente en limpio las ideas de cada uno.

El arquitecto de familia que se convertira en "el arquitecto cabecera" estará en condiciones de presentar a la familia, en pocos días, un menú de opciones con el mínimo costo y el máximo ingenio. Luego la familia decidirá.

Para terminar y sintetizando:
“ES PREFERIBLE TENER IDEAS Y NO RECURSOS QUE TENER RECURSOS Y NO IDEAS”

Etiquetado en Proyectos y razones

Comentar este post